Una buena fotografía de producto es una de nuestras mejores tarjetas de visita tanto para nuestra web, como para nuestros perfiles en redes sociales, eboletines, etc…

Es un campo peliagudo e incluso un poco desagradecido: una buena fotografía de producto pasa desapercibida porque parece que es lo normal y una mala foto provoca el rechazo instantáneo de la atención del público. Resta mucha confianza y motivación ver un producto mal fotografiado, hay que tener en cuenta que cuando compramos algo por internet la única referencia visual que tenemos es una fotografía, no podemos ver o tocar lo que vamos a comprar y nos tenemos que guiar más que nunca por la apariencia.

[Tweet “Consejos para una buena fotografía de producto casera”]

Luces y sombras: las protagonistas

Lo cierto es que con un poco de esfuerzo y siguiendo algunas pautas es posible tener una buena fotografía de producto para mover en Internet. La fotografía consiste en captar luces y sombras, en el caso de una fotografía de producto son las sombras lo que marca la diferencia entre un buen acabado y el desastre total. Buscamos unas sombras muy suaves que no destaquen sobre el producto ni tapen partes importantes. No estamos realizando un retrato donde el volumen y la expresión van a darle personalidad a nuestra foto, estamos realizando una fotografía de producto que por definición es descriptiva. Una luz homogénea y bonita con unas sombras blandas favorecerá a nuestro producto.

Lo mejor es usar una caja de luz ya que, de esta forma, tendremos un entorno controlado para todos nuestros objetos. No hace falta comprarla, podemos construirnos una con una caja de cartón y papel de horno. Tampoco nos hacen falta unos focos especialmente potentes ya que va a ser una fotografía fija. Además, hoy en día, las cámaras tienen mucha más sensibilidad que antes y se puede tirar tranquilamente de ISO sin que se cree demasiado ruido. Unos flexos mínimamente potentes pueden ser unas buenas fuentes de luz. Emplearemos un mínimo de dos, uno será la luz principal y el otro será una luz de relleno que matará sombras y completará nuestra iluminación, lo ideal es tener tres puntos, pero bueno, con dos se pueden lograr buenos resultados. Aquí os dejamos un pequeño ejemplo de iluminación, en todo caso lo mejor es siempre probar cosas, además así se aprende.

esquema_luces_oshito

Unos trucos extra

Además, os recomendamos seguir estas pequeñas pautas:

  • La cámara ha de ser medianamente buena, parece un perogrullo pero a veces viendo según que cosas merece la pena hacer hincapié en este aspecto. Bien es cierto que hay móviles con muy buena cámara pero recuerda que es una foto para tu web y que va a ser lo primero que vea la gente de ti, ten cuidado con esto.
  • Usa un fondo neutro que no “se coma” al objeto, no puede llamar más la atención el fondo que el objeto. Si usas un fondo blanco tu producto destacará muchísimo más.
  • Prueba, prueba y prueba. La foto digital es gratis, no tengas miedo en tirar mil fotos, luego borras las que no sirvan.
  • Usa un trípode, no hay nada más feo que una fotografía de producto movida.
  • Prepara bien todos los objetos que vayas a fotografiar, no querrás descubrir cuando sea demasiado tarde que se ven tus huellas o que hay alguna pequeña mancha.
  • Edita las fotos en el ordenador. Encuadra todos los productos en el mismo espacio, corrige si fuera necesario el balance de blancos, que tengan todas las fotos una misma proporción, guárdalas en un tamaño adecuado para web con un nombre de archivo que puedas identificar.
  • No tengas miedo de subir la ISO, la luminosidad es importante, es más importante tener muchísima luz que el que haya un poco de grano, además, al trabajar con resoluciones web casi no se notará el empleo de una ISO alta, si fuera para una revista o un poster sería otro cantar…

Bueno pues aquí tenéis nuestros consejos. Y el último: tened paciencia, hacer una foto de producto no es como hacer un selfie o una foto de vacaciones, es lo primero que va a hablar sobre nuestros productos a quienes lo ven, tomaos vuestro tiempo y haced muchas pruebas. Además, a una mala, si no tenéis tiempo o no os veis capaces siempre podéis contactar con nosotros para hacer las fotos :o) jeje.